7/3/2022

Retorno seguro: ¿Cómo se prepara la PUCP para el regreso a clases?

Retorno seguro: ¿Cómo se prepara la PUCP para el regreso a clases?

Con aulas híbridas, docentes en constante capacitación y la presencialidad en actividades de laboratorio, talleres y otras clases, todo está listo para el retorno gradual, flexible y seguro que iniciamos este semestre.

El tan esperado regreso a las aulas es una realidad que ha requerido de una cuidadosa preparación para atender progresivamente a toda la comunidad. “Luego de dos años de distanciamiento del campus, a consecuencia de la pandemia, se ha podido identificar aquellas actividades de formación académica que han presentado mayores limitaciones en forma remota. Desde mediados del año pasado, la Universidad ha regresado progresivamente con los laboratorios y talleres de algunas facultades. Esta experiencia ha sido un piloto para reiniciar actividades presenciales en todas las facultades”, explica la Dra. Cristina Del Mastro, vicerrectora académica de la PUCP.

La experiencia y el aprendizaje desarrollado nos ha llevado a valorar la necesidad de la presencialidad en la formación académica e integral de nuestros estudiantes. Por ello, la PUCP se prepara para dar el siguiente paso hacia el futuro pospandemia: una nueva era de semipresencialidad en la que se usarán los ambientes y los equipos del campus para generar mejores aprendizajes y experiencias más auténticas.

Un nuevo comienzo

La PUCP considera que la experiencia de los primeros años en la educación superior debe ser prioritariamente presencial. Por esa razón, esperan con emoción a los ingresantes y a aquellos alumnos que han desarrollado todos sus estudios a distancia por la COVID-19. “Para ellos, el retorno representa un nuevo comienzo en su vida universitaria. Por fin podrán reconocer a muchos de sus profesores, usarán los equipos y aulas del campus, tendrán mayores oportunidades de diálogo e intercambio y desarrollarán lazos de compañerismo y amistad”, afirma la Dra. Del Mastro.

En ese camino, los docentes tienen la tarea de encontrar espacios para la integración de los estudiantes e incluir actividades de socialización y conversación informal en las clases. Según la Dra. Del Mastro, “una de las lecciones de la pandemia es que el aspecto humano y la promoción de la salud mental tienen que ser incorporados en nuestras prácticas docentes”. Por lo cual, recomienda que se motive a los estudiantes a participar en su proceso de aprendizaje con excelencia académica, dentro de un clima de cuidado y bienestar en el aula, sin perder de vista la seguridad sanitaria.

Retorno progresivo

“El retorno será gradual y por etapas. Las facultades han propuesto una serie de actividades de acuerdo con cada carrera, la cantidad de estudiantes y el tipo de cursos programados. Por su parte, el Vicerrectorado Administrativo ha establecido un plan con normas y aforos acorde con la regulación nacional, en donde se ha priorizado la buena calidad del aire en interiores con el fin de reducir el riesgo de contagio dentro de la Universidad”, explica la magíster Claudia Zapata, directora de la Dirección de Asuntos Académicos (DAA).

Para el primer semestre de este año, se han abierto alrededor de 589 cursos en las modalidades presencial y semipresencial. Los alumnos vuelven al campus, principalmente, para labores netamente prácticas en talleres, laboratorios y áreas de desarrollo experimental que exigen el uso de equipos especializados. A la par, se han implementado más de 150 aulas híbridas y se han iniciado las capacitaciones a los docentes para el diseño de contenidos específicos en esta modalidad.

La inducción, para los estudiantes que entran por primera vez a la Universidad, el trabajo de campo, así como las evaluaciones en algunos cursos también traerán a nuestra comunidad de vuelta al campus.

Sobre los protocolos

El trabajo presencial y semipresencial exige que todo el personal docente se encuentre vacunado, con las dosis completas según su grupo etáreo. Además, se requerirá el uso adecuado de la mascarilla y el distanciamiento, que ha quedado establecido en 1 m.

Zapata comenta que, desde el año pasado, la PUCP ha implementado estrictos protocolos de bioseguridad que se actualizan permanentemente, según las nuevas necesidades académicas y en armonía con la normativa vigente. Dentro del plan, se ha realizado un constante monitoreo y vigilancia médica de los profesores para garantizar un retorno seguro.

Entérese de la ruta que seguirá para volver a sus actividades presenciales en esta nota.
Si desea conocer los servicios que estarán habilitados este semestre, ingrese aquí.

Fuente: Portal del Profesorado PUCP

Compartir vía :