20/3/2022

Efecto pandemia: ¿cómo apoyar a nuestros estudiantes en sus procesos de duelo?

Efecto pandemia: ¿cómo apoyar a nuestros estudiantes en sus procesos de duelo?

Tras realizar diversos estudios para identificar y medir el impacto psicológico de la COVID-19 en los alumnos, la Universidad trabaja en acompañarlos para superar este trance en las aulas de clase, de manera personalizada y, sobre todo, en comunidad.

Aunque lo peor de la pandemia de la COVID-19 parece haber quedado atrás, en términos de contagios y pérdida de vidas humanas, las secuelas de esta enfermedad todavía se extenderán en el tiempo. Sobre todo, aquellas consecuencias vinculadas al aspecto psicológico y -en especial- otras que tienen que ver con el duelo por haber perdido a un ser querido durante esta emergencia sanitaria.

Sobre este trascendental aspecto, la PUCP tiene una gran tarea por delante. Especialmente, si se toma en cuenta que, tras dos años de pandemia, el 56% de los estudiantes de nuestra Universidad ha perdido, justamente, a uno o más familiares por el coronavirus, según la Encuesta sobre pérdida, duelo y crecimiento en estudiantes universitarios de la PUCP, elaborada por investigadoras del Departamento de Psicología, la DAES y el Instituto de Analítica Social e Inteligencia Estratégica (Pulso PUCP).

A puertas del inicio de un nuevo año académico, es importante que nuestra comunidad conozca de qué manera se está afrontando este problema, desde los distintos flancos en los que se puede abordar y en el marco de la política de salud mental que se viene implementando en esta casa de estudios desde el 2018.

“En nuestra cultura, la muerte es un tema que no manejamos muy bien. Se prefiere no hablar sobre ello, nos cuesta hacerlo, tenemos una serie de prejuicios que nos lo impide. Por eso, la libertad de expresarlo es un primer paso positivo y es lo que estamos haciendo”, nos explica la Dra. Mónica Cassaretto, quien es presidenta de la Comisión de Salud Mental de nuestra Universidad.

¿Qué se está haciendo al respecto?

Acciones para sobrellevar el duelo

Son varios los problemas asociados a la pérdida de un familiar. Su medición y la búsqueda de indicadores para hacerles frente forman parte del quehacer de la Universidad desde que comenzó la pandemia en marzo del 2020.

Para superar el alto estrés asociado a ello, nuestra Universidad ha iniciado una serie de estrategias que buscan acompañar a los alumnos en sus procesos de duelo.

“Por ejemplo, se ha ampliado la capacidad de atención individual a favor de los estudiantes y también se ha dado pie a una serie de acciones colectivas para afrontar, en conjunto, este doloroso trance, como los conversatorios y los grupos de apoyo”, agrega la Mag. Miriam Mejía, jefa de la Oficina de Bienestar Psicológico de la PUCP.

En esa línea, la Dra. Mónica Cassaretto añade que se está trabajando, también, a través de la Red de Bienestar, que está conformada por representantes de nuestra comunidad universitaria, y se han activado protocolos para apoyar a los alumnos que han sufrido pérdidas, a través del área socioeconómica.

Apoyo docente

Dentro de este plan de acción es importante contar con la participación de nuestros profesores en la detección y el abordaje de los estudiantes afectados por los procesos de duelo.

“Eso significa asumir el rol docente en su integridad, como un rol formador que acompañe, reconozca e identifique cuáles son las necesidades de los alumnos y alumnas”, apunta la Mag. Tesania Velázquez.

En esa línea, nos dice que es básico, primero, cuidar la salud mental de los propios docentes para que, luego, ellos promuevan un ambiente de bienestar, que dé pie a las interacciones saludables en el aula de clase.

Por ello, se están desarrollando una serie de talleres al profesorado de la PUCP a través del Instituto de Docencia Universitaria (IDU), con la idea de que cuenten con las herramientas para generar bienestar en el aula en un entorno de bienvenida a la presencialidad.

Es bien sabido que la interacción en clase, en el contexto actual, es un factor poderosísimo a favor de la salud mental. En ese sentido, “no se debe perder de vista que todos somos una fuente de apoyo”, como destaca la Mag. Miriam Mejía.

Por ello, la Mag. Tesania Velázquez anuncia que, así como se ha realizado la Encuesta sobre pérdida, duelo y crecimiento en estudiantes universitarios de la PUCP, se llevarán adelante estudios sobre el duelo entre los docentes y el personal administrativo, “los cuales ya se están coordinando y estarán listos durante el primer semestre académico”, indica.

Todos somos una fuente de apoyo, efectivamente, no lo olvidemos.

¿CÓMO CREAR UN AMBIENTE DE BIENESTAR Y CONTENCIÓN EN EL RETORNO A CLASES?
  • TÓMESE UN MOMENTO. Antes de iniciar el curso, converse con sus estudiantes. Pregúnteles cómo están, cómo se sienten y qué expectativas tienen para el retorno a clases.
  • CREE ESPACIOS DE INTERACCIÓN. Genere dinámicas para promover la interacción, a través de preguntas, trabajos en grupo o el uso de alguna herramienta virtual.
  • DEJE CANALES DE COMUNICACIÓN ABIERTOS. Mantenga un contacto fluido y permanente con sus alumnos, y busque apoyo con los delegados de aula.
  • MANTÉNGASE SIEMPRE ALERTA. Especialmente cuando un alumno o alumna no asiste a clase de forma prolongada o presenta un problema fuera de lo habitual.
  • CONOZCA LOS MECANISMOS DE DERIVACIÓN. De tal manera que pueda conectar a sus alumnos con los espacios de ayuda.
  • TÓMESE UN TIEMPO PARA EVALUAR. De esta forma, puede ver si la metodología va bien y si logra que el alumno o alumna sienta que está participando en su proceso de aprendizaje.
Compartir vía :