20/4/2022

105 PUCP: la socióloga Debora Delgado trabaja con los pueblos indígenas por la Amazonia

105 PUCP: la socióloga Debora Delgado trabaja con los pueblos indígenas por la Amazonia

Socióloga ambiental, docente y líder de investigaciones, Deborah Delgado ha participado en decenas de proyectos para la protección de la Amazonía y mitigación de los efectos del cambio climático en colaboración con comunidades. Conoce más sobre el impacto de su trabajo en esta nota.

La socióloga especializada en temas ambientales Deborah Delgado trabaja contra el tiempo. En pocas décadas, advierte, veremos cómo se reduce notoriamente el territorio selvático a consecuencia del cambio climático. “Nuestra Amazonía, que es la mitad del país, va a cambiar sus dinámicas en el corto plazo. Tendremos largas sequías, los ríos van a disminuir su caudal de manera muy considerable y los bosques se contraerán. No tendrán buena salud para sostenerse en pie”, dice la investigadora, quien cuenta con veinte años de trabajo en tres entornos: el cambio climático, el bosque amazónico y el trabajo con pueblos indígenas.

Ante esta realidad, la investigadora y docente PUCP concentra su labor en el estudio y la protección de nuestra selva, con un foco especial en la formación de liderazgos indígenas para que puedan adaptarse a los próximos cambios en su hábitat. “La etapa de prevención terminó sin éxito y ahora el cambio climático es irreversible. Es difícil enfrentarse a un mundo donde la gente ignora lo evidente, que el cambio climático está sucediendo, es grave y urgente”, añade Delgado. Su interés por la Amazonía no solo es un discurso: ha obtenido fondos internacionales para estudiar, diseñar e implementar acciones para mitigar los efectos del cambio climático en esta zona geográfica.

Para esta labor, cuenta con dos grandes aliados: la academia -conformada por la PUCP y por universidades de otras regiones del país- y los pueblos originarios.

“Es difícil enfrentarse a un mundo donde la gente ignora lo evidente: el cambio climático está sucediendo, es grave y urgente”.

Guardianes de los bosques

En sus recorridos por la Amazonía, la socióloga ha desarrollado lazos con diversas etnias. “En sueños, vi al río Ucayali seco”, le dijo un sabio herborista shipibo hace un tiempo. “Los pueblos indígenas presienten hace mucho los cambios del ecosistema amazónico. Para nosotros, los sociólogos, el conocimiento indígena es sólido”, añade Delgado. Como parte de su trabajo, la especialista busca conocer más sobre aquellas especies selváticas que podrían perderse. Así ha incursionado en la etnobotánica, disciplina que descubre el potencial de las plantas para curar y cuyos hallazgos son desarrollados por la industria farmacéutica.

Aunque son los guardianes naturales de la Amazonía, la soberanía de las comunidades indígenas es amenazada por la tala, la caza y la minería, entre otras actividades extractivas e incluso ilegales. Por ello, el Ministerio del Ambiente otorgó herramientas económicas a las poblaciones locales al asignarles bonos por cuidar las hectáreas de los bosques que habitan.

En el 2021, Delgado fue una de las especialistas PUCP a cargo de estudiar el impacto de esta medida en poblaciones de Ucayali y San Martín junto con pares de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y con el apoyo de la Fundación Tinker. “El valor de los bosques trasciende lo económico, por lo que existe un peligro en monetizarlo”, dice la investigadora, quien opta por fomentar el amor hacia nuestra selva a través del conocimiento de su riqueza natural. De esto se trata el proyecto PUCP que lidera junto a la Cooperación Belga, con la colaboración de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) y la Universidad Nacional de San Martín.

“Colocamos cámaras trampa y micrófonos en los bosques que son gestionados por las comunidades selváticas. Ellos se encargan de la filmación y captación de sonidos de nuevas especies de mamíferos y aves. Hemos logrado que revaloren sus bosques y busquen generar recursos a través de actividades, como el turismo sostenible. El objetivo es que encuentren más razones para cuidar y conservar”, dice con entusiasmo.

Entre dos mundos

“A los sociólogos nos interesa conocer cómo funciona el ser humano. Entonces nos ubicamos donde sea que podamos encontrar algo que nos ayude a entenderlo”, dice la investigadora, quien se mueve con solidez entre dos mundos: así como pasa semanas en los bosques amazónicos, participa en reuniones y salas de negociación con otros expertos, políticos, empresarios, o representantes de organismos multilaterales con la capacidad de financiar proyectos o promover políticas para proteger nuestros ecosistemas.

Como docente, las aulas son un espacio fundamental para promover cambios y formar profesionales e investigadores con consciencia ambiental. “Me alegra que cada vez más jóvenes de todo el mundo, en Lima, Europa y en las regiones amazónicas, sean más conscientes del cuidado del planeta y se involucren en acciones colectivas”, agrega. Delgado cuenta que en la PUCP recibió una formación humanista abierta al diálogo. “Hoy, como profesional y docente, llevo conmigo el compromiso de trabajar por el país y compartir lo aprendido en donde me encuentre, una tradición que caracteriza a nuestra Universidad”, expresa.

Fuente: Punto Edu

Compartir vía :